Sunday, February 22, 2009

Cuento V: Comedia Tragica

Como siempre, y para no perder la costumbre, me fuí como perrito detras de ti. No se si fue para no dejarte sola ó fue solo para dar la impresión de preocupación en vez de la de dependencia que yo sentia por ti.
Nos recargamos en una barra que daba al jardín, donde la iluminación daba una falsa sensación de intimidad que yo intentaba recrear. Pero tu no tenias intención de hablarme y yo no encontraba nada elocuente que decir. Asi que me dedique a observarte mientras tu mirada se perdía en la multitud. Y justo en ese minuto de claridad vi tus arrugas, tus incertidumbres, tu coqueteria, la profundidad de tu mirada y la picardia de tu sonrisa. Y muy en el fondo de tus ojos vi ese algo que iba a hacer que nunca dejara de pensar en ti

5 comments:

Pinche Vieja said...

Me cae que si no te conociera si me enamoraría del vato de tus cuentos, neto que si :p

Lo que si es seguro es que cada acento bien puesto me arranca un suspirote :)

Besotes mamito!

Lucha Lunera said...

sigo pensando que "sin las arruguitas" esta mas llegador.
Eso, o dejo de comprarme las cremitas de xxx dolarucos ;)

galleta said...

o sea era como una señora hot o qué?

SexTypeThing said...

apacita: jajaj con lo del acento me mataste :D
besotes

lunera: jajaja eso de las arrugas es solo pa darle realismo al cuento

galleta: pos en el cuento es como una morra de proximamente 26 años

Leticia Zárate said...

Qué barbaridad, tanta cotidianidad...En estas épocas, es poético...