Friday, July 13, 2018

Tus/mis Dientes

Uno de mis más grandes, mmmmm, como decirlo, decepciones? cosas-que-no-me-gustan-de-mi? defectos (jajajaj) son mis dientes.

Desde niño.

Resulta que morfológicamente, tengo los dientes muy pinches grandes y el hocico muy pinches pequeño. Entonces yo siempre tuve la disposición craneal de un dientón en potencia.

Ya para los 8-10 ya estaba yo muy dientón y todo pronosticaba que los iba a tener chuecos. Obvio mis papás se dieron cuenta de ello, y dentro de la medida de sus posibilidades -que en ese entonces yo no sabía, pero estabamos ultra jodidísimos- pues me llevaron al dentista y me pusieron "frenos", que no fue otra cosa más que un extensór de la mandíbula y después una plaquita. Pero claro que al hijo de la chingada de mi yo del pasado no le gustaban los aparatos, y constantemente me los quitaba o los perdía, hasta que mi mamá se cansó y muy proféticamente me amenazó: Si quieres tenér los dientes bien, te los vas a tener que pagar tú.

El pedo está es que pues mi asunto se fue agudizando bien feo. Ya para la secundaría tenía mis dientes apiñonados, y aunque ahí todavía me valía algo berga el asunto, ya empezaba a ser mofa de mis compañeros por eso.

Más adelante, en la prepa, pues ya me cagaba sonreir. Siempre sentí un chingo de pena de reirme y de que se me vieran los huequitos de los dientes.

Después me empezaron a cagar las fotos y más cuando me pedían que sonriera.

Por ahí del 2004, ya que ya trabajaba, pues fuí a cotizar los brackets. Resulta que me hicieron las pertinentes radiografías y medidas fufurufas y toda la cosa, para que al final me dijeran: pos sí we, te va a costar "tanto". Ah, y te vas a tener que quitar TODAS las muelas del juicio con cirugía!

Y pos ándale que eso me frikeó muy mal pedo. Me dió como pánico.

Y pasaron los años.
Y nunca tuve la lana para empezar el tratamiento.
Y mis dientes se iban poniendo cada vez más qlros.

Hasta como por enero de éste año que empecé todo el tratamiento.

Primero fueron las muelas. De hecho ya solo me faltaba una inferior. Pero después de la súper qlerísima experiencia que tuve gracias a un compa que intentó sacármela cuando estaba fuera de su liga, pues iba yo muy sacatón y con cierto miedillo. Pero realmente fue un proceso como de 15 minutos. Pero el recuperarse sí fue un pedo.

Después, me tuvieron que sacar DOS dientes extras en la parte superior, quesque para que cupieran.

Y ya por fin los brakets.

Primero fueron en la parte superior. De esos cerámicos color blanco "quesque para que no se note". Ya después de que me los pusieron y me los amarrarón con el susodicho alambre, salí del consultorío con una tristeza bien bien cabrona. Me sentía como triste y apenado.
Yo, a mis 36 años, poniéndome putos brakets como si fuera un quinceañero caguengue. Me dió como una mini-depresioncita.

Pero con el paso de los meses y al ver que realmente se acomodaban mis dientes pues ese sentimiento fue como disminuyendo.

Hasta que el día de hoy me pusieron los inferiores.

Hoy también me sentí como triste, pero me duró menos el sentimiento. Sé que me lo he ganado en el sentido de que he luchado y trabajado y matádome para ello.
Y es mi puto hocico, que ya no quiero que esté qlro.

No sé si tenga ganas de sonreir en las fotos, pero sí quiero ya no sentirme inseguro por eso.

Al parecer y de acuerdo a la doctora, voy muy bien. Mis dientes se están ajustando súper bien y es probable que ya no necesiten quitarme más dientes.

Y pues sí, mi mamá tenía razon: hasta que me los pudiera pagar.

------------------------------------------

Hay un poema de Ramón López Velarde que se llama "Tus Dientes" y trata sobre los dientes de la amada.
De por sí ese guey siempre me atrajo como escribía, porque era de un meloso bonito que me apantallaba a mis tiernitos 13 años, pero cuando leía el poema, me sentía bien-sabe-como, porque yo quería que alguien hablara de mis dientes así.

------------------------------------------

Después de cada sesión donde me qutiaron los dientes, el doctor siempre llegaba y me preguntaba que si me quería quedar los dientes. Yo me quedaba de "Tírelos a la verga, yo para qué quiero esas chingaderas?" y ya los tiraba.

Neta, para qué se quedan con esas chingaderas? Es como la gente que se quita la apéndice o cosas así y se quedan con lo que les quitaron. Qué pedo!?


Monday, April 16, 2018

Un día como hoy, pero ayer, puedo decir que por fin dormí en mi propia casa.


Aunque dormir es un eufemismo para decir que me la pasé dando pinches vueltas en la cama. Despertándome con el menor de los ruidos o cuando los gatos se ponian a correr por las escaleras.

Pero lo importante es la casa, no?


Está muy cabrón ésto del adulting

Tuesday, December 5, 2017

Hace un par de meses me tocó ver en concierto a Prophets of Rage. Y cómo parte de su repertorio tocan la rola de Like a Stone en instrumental.

Pues bueno, me la pasé llorando toda la rola. Toda.

Fue medio catártico. Mucho. Pero no imaginé que algún día me pasara y menos con esa canción.

Audioslave jamás ha sido santo de mi devoción, pero debo de reconocer que en ese momento, con los alcoholes encima, y con las gringas.

Recuerdo que me solté llorando cuando empecé a cantar, y de repente, un grupito de gringas me abrazó y me empezaron a decir que me entendían y lloraron conmigo.

Fue la cosa más bizarra, triste y -por qué no- emotivamente liberador que he sentido en muchos años.

Thursday, November 23, 2017

Nunca París (Reprise)

Estábamos predestinados a que nunca pasara.


Yo viviría idealizando nuestro entorno.
Para tí solo hubiera sido un pasaje exótico.

Nos agotaríamos rápidamente.
Los trivializaríamos.
Nos arrepentiríamos.

Yo seguramente recurriría a mis viejos traumas,
a apelar a la distancia. 
Tú te cansarías, te estancarías.

Nos salvamos completamente de tener que odiarnos.

Monday, August 7, 2017

Los ídolos se hicieron para derrumbarse

Para erigir nuevos ídolos sobre los antiguos.

Para dejar atrás lo que se niega a cambiar.
Lo que nosotros nos negamos a cambiar.
Lo que no aceptamos que haya cambiado.

Los ídolos son temporales. Nuestra idolatría es pueril.




Monday, April 17, 2017

Nunca París

De las cosas que jamás hice en mi vida fue andar con una francesa.

Nunca disfrutaré de ese romance entre amantes internacionales, ese que invita al descubrimiento y al cliché. Nunca sabré lo que es aprender frances entre sábanas. En las madrugadas. Entre botellas vacias de vinos y cajetillas de cigarros.

Nunca caminaremos de la mano en una fria tarde de enero por Champs Elysees o a la orilla del Seine. Sintiendo el viento helado rozar nuestras mejillas, pero impasible ante nuestros dedos entrelazados.

Nunca la veré bailar semi desnuda a la luz de las velas al son de su música rara, con la tenue luz de París filtrándose por las ventanas.

Nunca conoceré sus secretos.

Nunca discutiremos. Nunca nos reconciliaremos.

Nunca.





Thursday, February 16, 2017

Está cabrón como pasa el tiempo.

Está cabrón como algunas cosas cambian y otras no.

Como hay personas que antes eran y que ahora ya no son.

Yo no sé si yo sigo siendo, o si estaré.

La realidad es que ya me vale berga.

****************

Recuerdo que traia ganas de postear sobre no sé qué mamada pero como siempre, ya se me olvidó.

****************

Qué es el exito?