Monday, March 2, 2009

Fin de Semana

He aqui un cuento de mi carnalto maic (tengo varios carnales maic, btw) y pos como que esta para la coleccion:


Como siempre otra vez fingimos querernos
Una simple llamada transformó el engaño
que duele al engaño que place
Dejamos de decir verdades que hieren,
y nos zambullimos en mentiras de espejismo rosa.

Repentinamente al encontrarnos, como drogadictos,
hambrientos de veneno en complicidad ufana
decidimos extinguir la languidez de de febrero
y erigir sin preámbulos la huida de la realidad,
apostando todo al cuerpo, al deseo, sabiendo
que en el fondo nada nos une.

Imaginando que estamos acompañados, pero más
solos que nunca, penetramos al abismo de los sexos
Navegamos con prontitud los mares
de saliva que se vuelve sudor
que a veces se convierte en sangre
y que siempre tornará en simiente.

Busco en tu piel un hogar
Reclamas en mi boca una patria
Quemamos con el pecado la pútrida
necesidad de trascender, de sabernos alguien,
de pensar que alguien nos ocupa
aunque sea como cacharro inflable
bajo el escenario tétrico de la noche cómplice
y del hotel húmedo, testigo de mil historias
tan iguales y decepcionantes a la nuestra.

Asediamos nuestra intimidad
con lúbricos te quieros tan vacíos como los besos
que nos damos, tan lastimeros como
la regadera que está esperando borrar toda
huella de nuestros aromas cuando todo esto acabe.

Abrazando la clandestinidad, cometo otra vez
el crimen de desvanecer paulatinamente tu pudor,
de encender mediante embestidas a la falaz quimera
de la añoranza, a la sedienta bestia que habita
en ti y que devora muertes de bolsillo.

Asesino confeso de las formas establecidas
de quien se dice enamorado, de nuevo nos inunda
una ola de espuma y veo mi trasgresión consumada:
Ahi estás de nuevo ya con menos cuerpo
con menos cuerpo del que tenías antes de
entrar a ésta fría habitación.

Mientras te preguntas que hago de nuevo junto a
ti, y enciendes ese maldito cigarro, quizás para
ahogar en humo el recuerdo que te acecha, ése que
te evoca la visita de quien dices pertenecer y
que es peor amante que yo, pero que alimenta
de día tus miserables ambiciones,
yo hago acopio de todo lo que te he consumido en
tantas noches como ésta y atesoro de nuevo lo
que hurto cuando estoy reinando con perversidad
y veneras ser quien siente mis inicuas actitudes.

Hoy poseo un poco más de ti.

Después de bañarnos, perfumarnos, hacer buches con
el vodka de tercera que quedó, fingimos
que no pasa nada y verificamos que no
se nos ha olvidado nada en esa transitiva y
miserable morada que nos arropó en la inmundicia.


Sólo me aqueja una duda
¿Qué pasará cuando se te acabe el cuerpo?
Y quedes tan sólo tú.
La insignificante tú.

Gracias carnalito!!
eggless!!

2 comments:

Pinche Vieja said...

Ortografía!!! palabrejas nuevas!!Él me encanta!!

Pero tú más, ni la hagas de pedo.

Besotes amacito!

Lucha Lunera said...

Siempre prefiero leerte a ti, pero gracias por compartirlo.
Pasaba a saludar